con el transcurso del tiempo las piezas de plata se estropean

En el dormitorio de cualquier chica normalmente hay una caja donde hay anillos o también imitaciones de otros años que actualmente no se ponen dado que están estropeadas o también porque han sido olvidadas.

Algunas de estas joyas como serían pulseras y collares se podrán seguir usando si se frotan pacientemente con objeto de que reluzcan como antes.

Muchas de estas piezas eran de colores plateados y dorados ya que se crearon con metales que con el transcurso del tiempo y obviamente el ambiente han enmohecido. Lo primero que sería apropiado es realmente conocer el tipo de aleación y sin duda el tono que tienen a día de hoy.

Bastantes piezas de joyería ya vienen bañadas en oro y tarde o temprano pierden el chapado y no es sencillo lograr de nuevo esa tonalidad puesto que sería necesario chaparlas de nuevo en ese metal tan preciado y va a ser mucho más económico conseguir una nueva, mientras que sea de un metal barato pues si son de plata resultan menos asequibles.

La plata cotizada se estropea antes que otros minerales y es más compliacado limpiarla. Si desea limpiar los aros debería de usar un trapo limpio y frotar sin miedo hasta que la tonalidad oscura no se vea, sin embargo si no acaba de quitarse hay métodos más potentes asi como el jugo de limón, la pasta dentrífica o el carbonato ácido de sodio. No emplee constituyentes químicos que pueden abrasar la plata de ley e incluso podría lastimarse las manos o los ojos si le cae ese producto.

Si en su caja abundan los pendientes y las sortijas de plata y tiene afán por que no se le deterioren se recomienda limpiar estas joyas utilizando compuestos adecuados.

También dentro de esas cajas encontramos alhajas que están destrozadas y naturalmente tenemos que dirigirnos a la joyería con la intención de que las arreglen, pero sin embargo en la mayoría de los casos va a ser bastante más caro que reparlas utilizando ciertos métodos que hay en las webs.

Observamos personas que no adquieren un cofrecillo con el fin de proteger sus joyas de modo que las guardan en cajones, y de esta manera suelen perderse gargantillas por no estar ordenadas.

Las chicas guardan multitud de colgantes y lo más acertado va a ser hacernos de un joyero grande con bastantes departamentos con el propósito de organizar sin problemas cada colgante. Los joyeros se ofertan en supermercados y naturalmente en establecimientos especializados en donde puede optar por el que le guste más y ademas pueda meterse en el espacio que posea en su vivienda. Tenga en mente guardarlo en un lugar seguro por si es víctima de un robo.

Las sortijas muy valiosas suelen verse dentro de estuches con el propósito de preservarlas de arañazos y además de roces, en muchos domicilios suele haber alhajas que han costado mucho dinero. Si no va a estar en su vivienda en unos días y carece de medidas de seguridad en su vivienda, lleve esos colgantes personalizados a un lugar seguro, puesto que pueden llevárselas los mangantes dado que no pesan mucho y naturalmente si se da el caso de que son de oro es posible fundir el metal y llegar a venderlo a joyeros sin ninguna consideración que después lo usan con el fin de diseñar pendientes.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.