Diferencias entre el ajo morado de origen español y ajo morado de origen chino

Diferencias entre el ajo morado de origen español y ajo morado de origen chino

El ajo indudablemente es un ingrediente indispensable en la comida mediterránea ya que es capaz de darle un toque especial al salmorejo, sofrito y demás platillos exquisitos. Asimismo, es un excelente amigo de las ensaladas, carnes y pescados. Pero, es una realidad que los ajos de aceuchal no son iguales en todas las partes del mundo. Por lo tanto, es común creer o confundir que el ajo morado español es el mismo ajo morado chino. Lo cierto es que el origen del ajo debería aparecer en la etiqueta del producto, algo que no ocurre cuando se adquiere de manera detallada, pues no existe ningún tipo de indicativo sobre el origen del mismo. Para distinguirlos, se deben analizar los siguientes factores:

  • Forma: el ajo chino se caracteriza por ser de forma achatada, a diferencia del ajo español cuya forma es esférica.
  • Dientes: el ajo chino cuenta con 10-12 dientes de mayor tamaño, mientras que la cantidad de dientes del ajo español ronda entre 8-9 dientes pequeños.
  • Tamaño: la cabeza del ajo morado chino es más grande que la cabeza de ajo morado español.
  • Apariencia interna: por dentro, la piel que recubre los dientes de ajo morado chino es de color blanco, mientras que en el español la piel es de varios tonos morados.
  • Apariencia externa: las túnicas que cubren el bulbo del ajo morado español son de color blanco, en tanto que las del ajo chino son de color violáceas.
  • Precio: con relación al coste de venta al público, no existe mucha diferencia entre un ajo y otro, pues se trata de céntimos. Sin embargo, los costes y nivel de producción son absolutamente distintos, pues las exigencias relativas a trazabilidad, salarios, calidad, entre otros, no son iguales. Por este motivo, la Mesa Nacional del Ajo ha llevado en marcha una campaña con el propósito de defender y valorar el ajo español. El emprendimiento de la campaña consiste en la generación y difusión de lemas que auspicien el consumo de ajo español.
  • Sabor: la sustancia que se desprende justo cuando se rompe un diente de ajo y que es la encargada del sabor, picor e intensidad característica del mismo (alicina), en el ajo chino es inferior al ajo español.

Debido a la alicina, los ajos frescos de España tienen un sabor fuerte. Por eso es que se requieren 4 dientes de ajo chino para poder igualarse a la intensidad que posee tan solo un diente de ajo de origen español. Así es valorado desde el punto de vista de la gastronomía.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.