Autocaravanas, comprar o alquilar

Si somos de ese perfil viajero aventurero o nos encanta la naturaleza o simplemente no queremos alojarnos en hoteles y comer en restaurantes cada día, podemos planteamos realizar un viaje con autocaravana para viajar a traves de varios lugares o a un camping. En este supuesto, tenemos la opción de comprarnos la autocaravana nueva o de segunda mano, pero también tenemos la opción de alquilarla por los días necesarios para nuestras vacaciones.

La compra puede ser una opción un poco subida de precio y si no somos ni vamos a ser habituales en este tipo de viajes, será un gasto que jamás vamos a amortizar desde el punto de vista del uso vs coste. La segunda mano rebaja los precios, pero sigue siendo bastante cara para utilizar unos días al año.

Si es la primera vez que vamos de ir de camping u otro tipo de viaje de aventura con autocaravana, lo más recomendable es alquilar una para ver que tal resulta la experiencia y comprobar los pros y contras de este formato de viaje. Una vez realizado el primer viaje “experimental” tendremos más razones vividas como experiencia propia para analizar que nos ha gustado y que nos ha parecido impropio y finalmente tomar una decisión con muchas probabilidades de ser exitosa en cuanto a la compra o alquiler de autocaravana. Analicemos a continuación algunos de los factores que nos vamos a encontrar a buen seguro a la hora de decidir.

Damos por hecho que hemos decidido viajar en autocaravana porque disponemos del carnet de conducir apropiado según la normativa de tu país y además no te provoca ninguna incomodidad conducir un vehículo de tamaño medio o grande.

La compra supone la propiedad del vehículo y podrás disponer de él enteramente. Puedes modificar y decorar el mismo a tu gusto sabiendo que todo quedará permanente en la autocaravana hasta que su propietario decida cambiar los detalles que desee. Puedes incluso en herbolario online o en trasteros madrid para dejarla permanentemente en el vehículo. En caso de alquiler, hay que saber que en este sentido tendremos resticciones sin poder variar algunos aspectos estéticos o prácticos.

En caso de autocaravana comprada, además del gasto que supone la compra, debemos calcular los gastos de mantenimiento que corregán de nuestra parte. Si la misma necesita reparaciones por avería, debemos abordar ese pago. En principio, en caso de alquiler la mayoría de los gastos de mantenimiento corren a cargo del propietario.

La autocaravana propia nos da una independencia total que en caso de alquiler estamos restringidos por los horarios de recogida y de entrega del vehículo.

Otro factor que queremos mencionar es que si adquirimos la autocaravana en propiedad y para ello debemos recurrir a financiación, en estos momentos puede suponer una dificultad añadida conseguir un préstamo bancario por la situación economica mundial que estamos viviendo.

En cualquier caso si nuestro deseo es adquirir en propiedad la autocaravana, no es descartable probar primero el alquiler para descartar equivocaciones de inexpertos o asegurarnos de que es lo que realmente queremos.

Click Aquí

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.