La joyería de las primeras horas del día debe ser escasa

El día de nuestro aniversario será una ocasión para mostrar todo nuestro encanto.

Debemos pensar en los pendientes, anillos, collares o pulseras que queremos llevar ya que deben ir en consonancia con el vestido, de modo que resulte armonioso.

Los pendientes, relojes, collares, colgantes, anillos, pulseras personalizadas etc. son en realidad imprescindibles para todas las situaciones, pero no obstante tenemos que reconocer que es más apropiado no llevar alhajas, por ello les daremos unos consejos con el propósito de que sepan lo que es más correcto.

Si queremos jugar al tenis, al pader, correr, nadar, etc. lo más conveniente es quitarse las gargantillas, anillos, pendientes, collares, colgantes, pulseras, etc, cuando aprieta el calor nos vendrá bien prescindir de la plata, el platino o el oro y también las piedras preciosas dándole prioridad a piezas de joyería realizadas con coral o madera.

Los accesorios que son más pesados del invierno no suelen pegar con prendas que llevamos en la temporada veraniega.

La joyería de las primeras horas del día debe ser escasa, pero se pueden añadir más piezas de joyería por la tarde.

Si decidimos ponernos un vestido estampado brillante lo más conveniente es llevar gargantillas, esclavas, sortijas, cadenas y aretes que sean sencillos y acordarnos de que las joyas que nos pongamos diariamente no deben ser llamativas

Actualmente en escenarios de moda las chicas más estilosas lucen collares, anillos, pendientes, brazaletes y colgantes muy vistosos de modo que los empresarios han decidido hacer esta clase de accesorios, pero las pulseras de estilo georgiano van a ser las más admiradas.

Se van a llevar los zarcillos ovalados bastante grandes e incluso con decoraciones. Podremos ver aretes que no tengan el mismo largo y también un solo arete.

Los zarcillos largos con esmeraldas, rubíes, zafiros o diamantes en realidad son un accesorio ideal si tenemos que ir a un cumpleaños.

Las pulseras personalizadas de alférido se van a llevar mucho e incluso tendrán corambre. Los adornos que nos ponemos alrededor de las muñecas de estilo griego, turco e indio y también con cristales, cadenas y cuentas. No podemos dejar atrás los brazaletes, podemos optar por un modelo que tenga zafiros, rubíes, diamantes o esmeraldas o que sea más sencillo.

Las alianzas con elementos casuales y étnicos se llevarán mucho. Podremos llevar bastantes anillos y por supuesto voluminosos.

Los collares cortos ajustados al cuello no van a ser muy grandes y por supuesto se van a llevar con piel y además con piezas de joyería maxi con formas esféricas.

Las gargantillas que se ponían las mujeres del siglo xviii llevarán piedras intercaladas, puntillas y perlas, y también podrán ser trencillas sencillas de cualquier tejido.

Los collares van a ser muy grandes, de color anaranjado, verde, rojo o amarillo y además de cualquier largura.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.