Si nos decantamos por el tueste canela hay que tener en cuenta que el grano es casi verde.

Tostar el café de forma artesanal es clave cuando deseamos beber un café de calidad.

Y a pesar de que grandes empresas tuestan este producto empleando otros recursos, no tiene comparación con el gusto del café que se fabrica de manera artesanal.

Contamos con 4 clases de semilla de cafeto a nivel mundial, aunque las de más renombre son la variedad Arábica y también el café de granos circulares y amarillentos.

Y no obstante, se traté de un tipo de café u otro, se podrá tener que el gusto sea más suave o más intenso porque el secreto es el tueste.

Un buen tostador valorará como debe tratar cada grano, como se limpian y las particularidades del cafeto sin un lavado previo.

No se puede valorar que tipo de tueste va a ser mejor, pero sin embargo se podrá determinar que tipo de tueste va a ser el más conveniente de cara a los diversos paladares.

Cada clase de café sabe distinto y también lleva un proceso específico, una persona preparada para hacer café de manera tradicional sabrá elegir el más conveniente.

Suele haber señoras y caballeros que optan por el ácido y consistente, pero en cambio a otros individuos les gusta más dulce y suave.

Podemos adquirir el tueste medio, canela, francés, italiano o americano entre otros.

Si nos decantamos por flococoffee el tueste canela hay que tener en cuenta que el grano es casi verde. Se recomienda para quienes buscan notas ácidas y sin duda lleva bastante cantidad de excitante.

Si escogemos el tostado americano es fundamental que tengamos en cuenta que el grano no se tuesta mucho, el grano va cogiendo un color acaramelado, más dulce y con menos estimulante. Si nos decantamos por un tueste medio, el grano va a tener más esencia y poco estimulante.

El tueste francés dura más tiempo, el fruto tiene poca sustancia con acción estimulante, y aparte va a tener más dulzor y cuerpo, es aconsejable para los hombres y las mujeres que desean el café más dulce.

El tostado italiano es en realidad elevado, el fruto tiene un color muy oscuro. Antiguamente se tostaba de esta manera, el café no presenta mucha cantidad de cafeína.

Hay que valorar que cuanto más verde esté el fruto más sustancia con acción estimulante y amargor presentará.

Y lógicamente, si se tuesta más, ganará en aceites esenciales y aromas.

No olvidemos que el producto de obtenido de las semillas y frutos de la planta del cafeto necesita reposar entre cinco y diez días una vez que se ha tostado de cara a su consumición.

Pasado un año del tueste el producto que se obtiene de las semillas del cafeto pierde su sabor y olor, de tal forma que debemos recordar cuando se han tostado las semillas. El producto que se obtiene de las semillas del cafeto lo debemos consumir fresco.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.